Eres lo que comes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eres lo que comes

Mensaje  Administrador1 el Lun Abr 30, 2012 2:06 pm


Eres lo que comes

Hormonas, colorantes, azúcar, pesticidas, sodio... Expertos hablan de la relación entre la comida y las enfermedades




.
Por Eileen Rivera Esquilín / erivera1@elnuevodia.com


El popular refrán “eres lo que comes” no puede ser más acertado. La alimentación es, en esencia y según los expertos, la medicina más poderosa. Es la energía con que funciona cada célula de nuestro cuerpo. Comer es algo que hacemos múltiples veces en un día, y puede trabajar en beneficio o en contra de nosotros, dependiendo de los alimentos que escogemos ingerir.

Por ejemplo, si vas a comer comida “chatarra” (‘fast-food’ o frituras) todos los días, lo más probable es que vayas a estar en sobrepeso, tener problemas cardiovasculares, diabetes o falta de energía, por mencionar algunos problemas relacionados con estos alimentos.

Si te alimentas de una dieta balanceada que incluye vegetales frescos, cereales integrales, frutas, nueces, semillas, aceites de plantas, granos, pescado y carnes criadas sin antibióticos y hormonas, tu vida será mucho más saludable en todos los aspectos.

“En el camino de la salud siempre hay nuevas cosas por aprender y explorar, esto es la maravilla de esta forma de vida. Hay mucho potencial para evolucionar tanto físicamente y hasta espiritualmente. Así es la vida. La gente está buscando más y más sentirse conectados, y a través de la alimentación, se puede lograr este sentimiento de bienestar y balance”, destaca Brooke Leason, del Centro Naturopático Atabey.

Mientras, para la nutricionista Sandra Ortiz, en adición a lo que comes, es importante cuánto comes y cómo lo utilizas en lo que nivel de actividad física se refiere.

“Pero sí, en efecto los hábitos de alimentación pueden determinar el riesgo a desarrollar enfermedades y condiciones de salud. Siento que se está creando conciencia sobre este tema pero llevar a cabo el cambio no es tan fácil para la mayoría de la población. Por ejemplo, hay alimentos en tu dieta que pueden hacer la diferencia por tu corazón. Algunos de ellos son los cereales integrales, vegetales, legumbres, frutas, aceites vegetales, nueces y pescados”, dice.


Del ‘whole grain’ al ‘fast food’

En esa línea, destaca la importancia de consumir productos ‘whole grain’ pues está probado que reducen riesgo de mortalidad total en un 15% con el solo hecho de hacer un cambio en la dieta.

Estudios sugieren que el beneficio a la salud es la combinación de los componentes nutricionales del grano entero. Algunos de estos alimentos son, idealmente, los que llevan el sello Whole Grain 100% como: taza avena (‘whole oats’), arroz o cereal cocido, pasta, pan integral, ‘popcorn’ y quinoa.

¿Cuánto daño nos puede causar tomar refrescos? ¿Almorzar o comer en un ‘fast food’? ¿Y qué de los llamados colorantes que le agregan a las frutas o vegetales “para que se vean más bonitos”?

Estos últimos, dice Leason, en realidad no son alimentos. “Consisten de azúcar en forma de ‘high fructose corn syrup’ (un derivado altamente procesado del maíz) , de ‘trans-fat’ y grasas hidrogenadas asociadas con problemas cardiovasculares, diabetes y hasta cáncer. Los colorantes también son artificiales, estos han sido asociados a problemas neurológicos y problemas de comportamiento de niños. Un alimento debe ser consumido en su forma más parecida a su estado “natural”. Hoy en día los alimentos preparados son altamente procesados y están llenos de muchos aditivos y preservativos que son dañinos a nuestra salud y totalmente innecesarios”, explica.


¿Qué comer entonces?

Vegetales frescos diversos y coloridos, frutas, nueces y semillas (almendra, semilla de calabaza, lino, girasol, ajonjolí o ‘walnuts’), cereales integrales (arroz integral, quinoa, amaranto o ‘buckwheat’), granos (lentejas, garbanzos o habichuelas), pescado silvestre, y si deseas incluir proteínas de fuente animal, es importante que sean carnes/aves y lácteos orgánicos, libres de hormonas y antibióticos, asegura Leason.

Destaca Ortiz, que todo está en el balance y combinación de los alimentos. Coincide en que los alimentos que deben convertirse en protagonistas en tu dieta son: cereales / viandas / pastas y granos; carnes y sustitutos, lácteos (leche, queso, yogur), frutas y vegetales. Esto, para obtener los nutrientes esenciales que son: agua, carbohidratos, proteínas, grasas (no saturadas /Omega-3), vitaminas y minerales. Algunos de estos son zinc (fortalece el sistema inmune, tiroides, próstata y piel), magnesio (apoya la función celular, los músculos, el corazón y el sistema nervioso), vitamina B (buena para sistema cardiovascular, sistema nervioso y producción de energía), calcio (apoya salud ósea y riñones), vitamina D (fortalece sistema inmune y salud ósea) y selenio (bueno para la tiroides y el hígado).

¿Qué evitar en la dieta? Alimentos o bebidas cuyo mayor contenido sean azúcares, grasas totales, grasas saturadas, colesterol o sodio. Leason va más allá y menciona: alimentos refinados, altamente procesados, harinas blancas refinadas de los panes, bizcochos o galletas, azúcares, preservativos, margarina, frituras, grasas hidrogenadas en las papitas, bizcochos o mantecados. De igual manera, las carnes rojas porque causan ‘stress’ al hígado, los riñones y el sistema digestivo, y la leche de vaca pues es difícil de digerir y puede causar alergias como sinusitis crónica, asma, rinitis, estreñimiento o cansancio.

Leason expone que, comer sano no se logra de la noche a la mañana. Se trata de un estilo de vida, o mejor dicho, “así es más efectivo versus las dietas de temporada”. La doctora en medicina naturopática, dice tener muchos pacientes que se han propuesto hacer cambios en su dieta y logran cambiar su forma de comer radicalmente. Otros integran uno o dos cambios a la vez hasta que luego de un tiempo reflexionan y “realizan” que han hecho un cambio de estilo de vida total.

“En realidad depende de la persona. Por ejemplo, un paciente de cáncer que siente la urgencia de hacer cambios radicales para su vida, logra transformar sus hábitos alimenticios radicalmente de la noche a la mañana si se lo propone o una persona que esté harta de estar sobrepeso, sin energía o con la presión alta, puede lograrlo. Es cuestión de deseo y fuerza de voluntad”, dice Leason.

Beneficios del ‘whole grain’

• Digieren más lentamente que los refinados, manteniendo los niveles bajos de glucosa e insulina.

• Reduce mortalidad total.

• Ayuda a reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

• Ayuda en el control del peso.

• Puede proteger contra el síndrome metabólico (condición que aumenta el riesgo de diabetes e infartos)

• Mejora la salud intestinal. Mejora su movimiento y promueve el crecimiento de bacterias “buenas” en el colon.

• Reduce riesgo de enfermedades del corazón.

• Baja nivel de colesterol. (Agregar avena a una dieta ya baja en grasa ayuda a bajar nivel de colesterol después de sólo 3 semanas.)

• Reduce presión arterial.

• Disminuye riesgo de infarto cerebral.

• Reduce riesgo de cáncer en estómago, colon, faringe, esófago y laringe.

(Fuente: Sandra Ortiz, nutricionista)

Los alimentos

Que debes evitar

Alimentos fritos / frituras, alimentos refinados (porque se les ha removido la fibra), cortes de carne altos en grasa, productos lácteos enteros (leche, queso o yogur), productos horneados altos en grasa y azúcar, bebidas de fruta altas en azúcar o con azúcar añadida, alimentos y bebidas altas en azúcar.


Los que debes incluir

Legumbres y habichuelas, avena, pescados ricos en Omega-3 (atún o salmón al menos 2 veces a la semana), productos lácteos (leche, queso, yogur) descremados o bajos en grasa, nueces (almendras o walnuts), vegetales (brócoli, espinaca, setas y zanahoria), huevo (no más de 4 veces a la semana) o claras de huevo, aguacate, aceite de oliva, frutas (blueberries, manzana y naranja/china), agua y alimentos integrales (whole grains)

(Fuente: Sandra Ortiz, nutricionista)

Lo que dicen los estudios

El gastroenterólogo Roberto Casanova, de Gastro 2000, agrega que varios estudios médicos han podido validar que:

• Dietas bajas en fibra

Producen mayor incidencia de cáncer de colon


• Refrescos

Su alto contenido de azúcar se asocia al desarrollo de Diabetes tipo 2 en adolecentes


• Comidas ‘fast food’ hechas con grasas tipo 'trans fat'

Aumentan el riesgo de enfermedad del corazón


• Consumo de carbohidratos refinados

Están asociados a la epidemia de obesidad


• Pacientes con dietas bajas en calcio

Pueden desarrollar osteoporosis


avatar
Administrador1
Admin

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 26/05/2008
Edad : 77
Localización : cerca de la mona

http://puertoricohistorico.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.